Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

El camino hacia la igualdad, la charla ‘Deporte en Femenino’ reunió ayer a cinco mujeres destacadas del deporte lucense

May 09, 2018

La visibilidad del deporte femenino, su repercusión en los medios, la brecha salarial y otros muchos temas fueron tratados ayer en la charla-coloquio ‘Deporte en Femenino’, que se celebró en el salón de actos de Afundación con la presencia de Cristina Azanza, triatleta internacional y directora de Muller en Forma; Bibí Bouza, presienta del Emevé; Teté Latas, expresidenta del Ensino; Maisa López, entrenadora del CB Sarria; y Lara Balseiro, jugadora del Pescados Rubén Burela FSF, en una ponencia moderada por Salomé Pérez.


"La revolución la tenemos que hacer nosotras. Tenemos que incidir en ello. Crear referentes. ¿Por qué le tengo que decir a una chica que penetre como Juan Carlos Navarro? ¿Por qué no les voy a decir que lo hagan como Silvia Domínguez?", se cuestionó Maisa López, afirmación que fue secundada por todos los presentes en el acto.

"La revolución la tenemos que hacer nosotras", aseguró Maisa López.
 Azanza reconoció haber tenido la suerte de practicar "un deporte como el triatlón": "Es bastante reciente y apenas hay desigualdad. A veces las barreras nos las ponemos nosotras mismas. Tenemos que ser valientes", indicó.


Teté Latas recordó que, cuando llegó a la presidencia del Ensino, su objetivo prioritario fue que las jóvenes lucenses tuvieran la misma oportunidad que ella tuvo cuando era joven: "A veces cuando eres joven y deportista ves cómo hay una gente mayor que se dedica al arbitraje, y otros señores que resulta que son los directivos. Gracias a esos directivos resulta que puedes ir a un sitio, a otro, a competir. Y aquello era divertidísimo. Luego creces y te das cuenta del trabajo. Cuando un grupo de exjugadores tomamos las riendas del Ensino es porque estaba al borde de la desaparición. Y lo que queríamos es que las niñas tuvieran la posibilidad de divertirse como nos había pasado a nosotras en su día", comentó.

La visibilidad del deporte femenino y la desigualdad con respecto al masculino, en especial al fútbol, fue otro de los temas candentes en el salón de actos de Afundación: "Una cosa que me encanta son los Juegos Olímpicos. Se realiza una retransmisión en la que se da notoriedad a todos los deportes, mayoritarios y minoritarios, y tanto si están practicados por hombres como por mujeres. No sé por qué no es siempre así, cuando salvo esta excepción, solo se habla de fútbol", explicó la lucense Bibí Bouza.

Los Juegos Olímpicos, la excepción al monopolio del fútbol masculino


Lara Balseiro, por su parte, recordó la brecha salarial entre hombres y mujeres: "El año pasado el equipo masculino descendió, y a pesar de ello, los hombres continúan cobrando en Segunda más que nosotras en Primera, a pesar de que hacemos las mismas sesiones, trabajamos lo mismo y a un nivel superior", indicó la vivariense, aunque reconoció que gracias al patrocinio de Pescados Rubén son "el único equipo de la Primera femenina en el que todas somos profesionales".