Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

Dinoslandia páginas estáticas

Los consejos de Alessandra Aguilar

Alessandra Aguilar, nuestra madrina en esta tercera edición, nos irá dando semanalmente un consejo para preparar la prueba. Tanto si ya estás curtido en este tipo de pruebas como si eres principiante son pequeños detalles que pueden marcar la diferencia entre un día estupendo y un perfecto desastre. @alessanaguilar

 

1. No estrenar ropa ni zapatillas el día de la prueba. 

La ropa que vayas a usar para el día de la competición tiene que ser ropa que ya hayas probado anteriormente entrenando o en otra competición y que sabes que te es cómoda y que no te hace ninguna rozadura. Por ropa me refiero a que hayas probado absolutamente todo lo que vayas a usar ese día en la competición: guantes, orejeras, gorra, calcetines, manguitos, medias de compresión, camiseta térmica, camisetas tirantes, mallas, pantalones cortos, tops, bragas de competir,...
Lo mismo ocurre con las zapatillas. Aunque sea el mismo modelo que siempre has usado, no estrenes nunca unas zapatilla en competición. Pruébalas antes en algún entreno largo, así las vas haciendo a tu pie y evitarás rozaduras y ampollas en día de la prueba.

 

 

2. Nada de locuras entrenando.


Mucha gente piensa que cuanto más entrene, mejor correrá. Es cierto que para rendir hay que entrenar, pero sin pasarse. El cuerpo tiene que asimilar el trabajo que estás haciendo. Si te pasas y no lo asimilas, entonces entrarás en un estado de fatiga y sobre entrenamiento. Por lo que muchas veces, menos es más. Si estás malo, o no has dormido bien, o estás muy cansado por el trabajo, escucha a tu cuerpo y dale un respiro. El entreno es flexible y hay veces que es necesario hacer cambios porque tu cuerpo te lo pide. El descanso es tan importante como el entrenamiento.

 

 

 

 

3. Hidratarte bien es importante

La imagen puede contener: una persona, de pie
Es muy importante estar bien hidratado durante tu preparación y el día de la prueba. Una correcta hidratación te ayudará a recuperarte mejor de los entrenamientos, eliminarás toxinas, evitarás calambres y contracturas. La hidratación en carrera, es algo que tambien se prepara entrenando. Recuerda beber despacio, sin prisa y en pequeñas cantidades. No fuerces el cuerpo, escucha a tu cuerpo. Debes beber un poquito en cada punto de avituallamiento
 

 

 

 

 

2.  EL DESAYUNO @alessanaguilar

El desayuno.

Tanto en tu preparación como el día de la prueba, el desayuno es una de las comidas sagradas.

Es cierto que el día de la prueba, sobre todo si son muy temprano, con el madrugón y los nervios, igual no tienes mucha hambre, pero tienes que desayunar. No pruebes cosas nuevas, desayuna lo que sabes que te sienta bien y que no te va a dar problemas de digestión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. El plan.

Nada de hacerte una media maratón dos semanas antes o la semana antes para saber si aguantas la distancia el día de tu competición. El plan de entrenamiento que has llevado hasta ahora es el que te preparará para ese día. Hacer experimentos así, sólo te causarán una fatiga que no vas a recuperar bien. Reserva todas tus fuerzas, energías y ganas para ese día.

 

 

 

 

 

 

5. Vaselina neutra y sin perfume

La vaselina neutra y sin perfume debe ser un imprescindible en tu rutina preparatoria antes de la carrera. Te ayudará a que no te salgan ampollas en los pies ni rozaduras en el cuerpo por la ropa. En los pies te la esparces por toda la planta del pie y entre  en los dedos. Una vez esparcida, ya te pones los calcetines. Lo mismo para evitar rozaduras. Aunque hayas probado la ropa, hay veces q por el sudor o en carreras de larga distancia, que alguna de las prendas puede hacerte rozadura. Para evitarlo, ponte vaselina en todas los bordes de la ropa que rozan con tu cuerpo; es decir, ingles, axilas, muslos, pezones, etc.

 

 

 

 

 

6. Cuidado con los geles.

Tomar geles es bueno en pruebas de larga distancia pero lo que no se puede hacer es tomarte ese día todos los de la caja. Los geles que vayas a tomar tienes que haberlo probado antes y saber que te sientan bien. ¡No experimentes el día de la prueba! Luego vienen los problemas estomacales. Lo mismo pasa con los geles de cafeína. No abuséis de ello, ya que tu estómago lo acusará mucho y pueden venir las sorpresas estomacales. Hay geles que son para carreras de larga distancia y que se toman cada 60' aprox; así que como podéis ver, no hay necesidad de tomar más de 2 geles (si estás acostumbrados a ellos) Puedes tomar uno 15' antes de la salida y otro a mitad de prueba, por ejemplo.

 

 

7. No te atiborres a pasta la noche antes.

Es cierto que ante este tipo de pruebas es bueno cenar la noche antes hidratos de carbono, pero eso no quiere decir que te tengas que tomar un plato de dimensiones exageradas. Cena exactamente lo mismo que has cenado antes de tus entrenamientos. Si cenas más de la cuenta, te sentirás pesado y te costará dormirte debido a esa pesadez; así que no os volváis locos y hacer lo mismo que hacéis siempre.

 

 

 

 

8. Cortarse las uñas.

Las uñas de los pies no debes cortártelas el día anterior  a la prueba. Como muy cerca, cuatro o cinco días antes; ya que cualquier error al cirtarlas, como por ejemplo, hacerlo en exceso, podría provocar dolor al correr.

 

 

 

9. Deja preparado previamente todo lo que vayas a necesitar en la carrera.

Las zapatillas, los calcetines, las mallas, la camiseta con el dorsal ya colocado, el sujetador deportivo  y la chaqueta en caso de necesitarla. Deja tb la vaselina y los geles que vayas a usar (si los usas); así, de este modo, evitarás ponerte más nervioso la mañana de la carrera. Sabes que te levantas, desayunes, te vistes y te vas a disfrutar de tu media maratón. Como estamos en una era tecnológica, comprueba que tienes tu gps con bateria sufuciente, al igual que cualquier otro gadget tecnológico que estés acostumbrado a usar.

 

 

10. No te obsesiones con los ritmos al principio.

Es posible que tengas que al principio te cueste ir al ritmo que te habías marcado. No te agobies y no te preocupes: más adelante podrás recuperar si es necesario. En las carreras de larga distancia es muy importante llevar un ritmo mantenido, sin cambios bruscos de ritmo. Así que no te agobies, poco a poco irás cogiendo ritmo .

 

 

11. Concéntrate en hacer tu carrera, no la de los demás.

El atletismo es un deporte individual, por lo que tienes que centrarte en tu ritmo y en tu carrera, no en la del vecino de al lado.No te compares con los demás, vete a lo tuyo.

 

 

12. Tu cabeza es la que manda: está todo en tu mente.

Va a llegar un momento de la prueba en el que sentirás el cansancio en tus piernas. En esos momentos es cuando tu cabeza se convertirá en tu aliada. Concéntrate en tu ritmo, en los kms que vas haciendo y en el que estás preparado y puedes con ello. En esos momentos, aparte los mensajes negativos de tu mente, y piensa en cosas bonitas o frases que te den fuerzas.